El brujo, el horrible y el libro rojo de los hechizos

3. abril 2014

Retomando el blog después de unas semanas muuuy ocupadas, quería compartir otra entrada para compartir otro libro.
En la entrada De monstruos y cumbias 2 comentaba el cuento el Domador de monstruos.
Hoy quiero presentarles otro cuento que no habla sobre monstruos pero sí sobre la imagen que uno tiene de sí mismo.
Este libro y yo nos encontramos una tarde gris como muchas en una librería de las tantas que solía visitar en Berlin.

Estaba escondido en una montaña de libros para niños de autores no alemanes editados en alemán.

Nunca puedo resistir la tentación y por supuesto ahí estaba revolviendo cuando de pronto me encontré con este libro en alemán y quedé hipnotizada.

 

La portada me atrapó, leí la primera página y… tuve que comprarlo.
Debo reconocer que en el momento en el que leí el nombre del autor no me pareció conocido.
Después de leerlo con mis hijos me puse a investigar quién era y me encontré con que el autor es argentino y el libro también estaba editado en español.



Pablo Bernasconi comenzó como ilustrador en el diario Clarín en 1998, realizando tapas de suplementos para más de 350 ediciones. Sus ilustraciones se publican además en diarios y revistas de todo el mundo como The New York Times, The Wall Street Journal, The Saturday Evening Post entre otros.
Trabaja actualmente para diferentes publicaciones del mundo y publica regularmente una columna gráfica de opinión todos los domingos en e diario La Nación, por la que ha obtenido la medalla de oro en la SND (Society Newspaper  Design).
Tiene publicados 8 libros para niños y 3 para adultos en varios idiomas.
El Brujo, el horrible y el libro rojo de los hechizos de Pablo Bernasconi es especial no sólo por sus dibujos, sino también por la historia que encierran.

Leitmeritz, el Brujo, resuelve los problemas de todos con la ayuda del Libro Rojo de los Hechizos. Pero no puede ayudar a su asistente, Chancery, el hombre azul y triste a quien la gente del pueblo llama el Horrible.
Un día, mientras el Brujo está fuera del castillo, Chancery le pide al Libro Rojo de los Hechizos: -Quiero ser lindo. Y este deseo trae consecuencias inesperadas…
Este libro se presta para muchísimas actividades con los niños. 
Desde convertirnos en hechiceros que hacen sonar todas las cosas en el aula, pasando por sonorizar el cuento, inventar entre todos una segunda parte de la historia hasta hacer dibujos de nosotros mismos o de nuestros compañeros resaltando las cosas que más nos gustan, las posibilidades son infinitas.

Es recomendable trabajarlo con niños a partir de cuatro años, aunque siempre podemos simplificarlo para los más chiquitos.
Aquí les dejo el trailer del libro. Espero que les guste tanto como a mí.

Please follow and like us:
1
Leave a reply
La utopía de la integración perfecta..Canciones de cuna

Leave Your Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*