Canta a través de ti

22. septiembre 2017
Pensando una Pedagogía Humanista1 del Canto

Por: Claudia Mauléon
PhD Psicología de la Música
Profesora Superior de Canto

 

El título de esta pequeña reseña intenta condensar un enfoque novedoso de la formación vocal-musical. Lo que expondré aquí es más una búsqueda pedagógica que un método condensado, es fundamentalmente el producto de mi experiencia como persona, como docente, como cantante y alumna de canto, y como investigadora.

Como muchos de ustedes, lectores, me inicié en el canto con la inocencia y el impulso adolescentes y transité descubrimientos hermosos, pero también frustraciones y desilusiones amargas. Esas experiencias me impulsaron a una búsqueda que aún no termina, esto es, cómo hacer del canto un camino de crecimiento placentero, no sólo de las habilidades vocales y musicales, sino del individuo todo.

El primer descubrimiento claro para mí, fue que la pedagogía tradicional del canto dejaba un espacio demasiado amplio a las manipulaciones sin fundamentos, ni en el conocimiento serio de la anatomía y la función vocal, ni de los modos en que el cerebro procesa los aprendizajes sensorio motrices.

Las consecuencias de una pedagogía tal, han resultado en la repetición de prácticas establecidas por tradición, pero cuyo sentido para el desarrollo vocal y el aprendizaje del canto pueden ponerse en cuestionamiento. Más aún, el resultado de esta tradición pedagógica que ha dado grandes cantantes, es también una larga lista de fracasos, de carreras fugaces, de voces rotas y, naturalmente y de individuos amargados. Solo los “dotados”, los talentosos, los que “nacieron para cantar” podían lograrlo.

Nadie niega, desde luego, que en toda disciplina existen los “top ten”, aquellos casos en que una predisposición física, una psiquis y unas circunstancias particulares se conjugan para que puedan desarrollar sus potencialidades plenamente. Sin embargo, pienso, una pedagogía humanista del canto, debería incidir positivamente sobre las circunstancias del individuo, de modo tal que éste pudiera tomar conciencia de sus potencialidades y hacer un mejor uso de ellas. A toda edad, nuestro cuerpo y nuestra psique tienen un margen de flexibilidad que nos permite aprender, es de ese margen que nos valemos y es ese margen el que nos desafiamos a ampliar.

Cambiar Algo Pequeño

Cambiar algo pequeño, hacerlo sin esfuerzo. Conceptos que me ha tomado mucho tiempo comprender y sobre los que aún trabajo para hacer propios, pero que comparto con mis alumnos confiando que para ellos aprender consista en eso, modificar algo sin esfuerzo.

Todos, en alguna medida, hemos aprendido bajo la filosofía opuesta: ¡Esfuérzate!, ¡Haz más!, ¡Hazlo mejor!, ¡No haces suficiente! O peor aún: “¡No lo haces bien!, ¡No hagas eso! ¡Eso está mal! O peor todavía: ¡Y … si no duele no sirve!, ¡Practica más, insiste y cada vez te cansarás menos!, ¡Repite, repite y repite, así lo lograrás! Que tire la primera piedra quién no haya oído alguna de estas frases de la boca de algún docente o instructor.

Esta visión prescriptiva de la enseñanza pone por delante lo que se debe aprender y supone que hay un modo de aprenderlo, digamos que se ve al proceso de aprendizaje como un camino a recorrer para llegar desde un punto de partida a una meta. En ese camino hay sub-metas y si uno las cumple “avanza” hacia el éxito.

Aunque esta idea del aprendizaje viene siendo cuestionada desde los primeros estudios sobre el desarrollo infantil, resulta bastante sorprendente lo fuertemente arraigada que permanece en la cultura de la enseñanza, tanto formal como informal. Pero, afortunadamente desde varias disciplinas se vienen proponiendo formas alternativas de aproximarnos al individuo, en tanto que ser que aprende.

En el área del canto una propuesta renovadora surgió en Estados Unidos con los estudios de Cornelius Reid que buscó comprender las bases biológicas subyacentes a la técnica del Bel Canto italiano. Surge así algo que posteriormente formalizó el profesor Eugene Rabine como Método Funcional de Educación de la Voz. Esta forma de enseñar la técnica vocal toma en consideración la anatomía y la fisiología de la voz y sus relaciones con todo el cuerpo y la psique del individuo.

Paralelamente, otras disciplinas han surgido en auxilio de los sufridos humanos que sufren en su cuerpo el peso de la vida moderna, y porque no decirlo, de la educación recibida. Yoga, Tai Chi Chuan, Eutonía, Rolfing, Alexander Technique, Feldenkrais, estas y otras disciplinas del movimiento buscan ayudar al individuo a “volver a su centro”, a recuperar movilidad y bienestar corporal y psíquico. Todas han puesto en evidencia que el malestar corporal favorece e incluso provoca sufrimiento psíquico, y viceversa, que el mejorar la relación con el propio cuerpo y el uso que hacemos de él, redunda en mayor energía y bienestar, tanto emocional como cognitivo. Todas ponen de relieve que existe una sabiduría espontánea en la naturaleza del cuerpo que en algún punto de nuestras vidas aprendimos a ignorar.

Hoy día muchos músicos, deportistas, bailarines y cantantes, recurren a estas prácticas para mejorar su rendimiento. Personalmente he tomado contacto con varias de ellas, pero por mi naturaleza racional terminé inclinándome por Feldenkrais, dado que ella tiene bases en principios psicobiológicos y funcionales bien definidos.

Finalmente, la psicología de la música nos brinda aportes en relación a diferentes aspectos de la experiencia musical, la creación y la ejecución. Durante mi formación doctoral en ella, he indagado sobre diferentes aspectos de la performance en el canto.

Tomando todos estos aportes intento ahora pensar una aproximación sistemática al desarrollo vocal desde una perspectiva humanista, cuyos principios más generales podrían resumirse así:

  • Ni el canto, ni la técnica vocal son la meta.
  • El desarrollo del individuo y sus capacidades para aprender a cantar lo son.
  • No se puede establecer una meta de aprendizaje expresada como contenido. A priori sólo podemos definir una dirección general, y esta es ayudar al alumno a tomar contacto con su instrumento vocal, su cuerpo todo, sus percepciones y reacciones, y las relaciones funcionales entre estos elementos.
  • Tomar contacto con el alumno y conocerlo a través de su voz, sus movimientos y sus modos de percibir los efectos de los ejercicios son pasos fundamentales para adecuar nuestras estrategias de enseñanza.
  • Centrar al alumno como protagonista y hacerlo consciente de la necesidad de su participación activa en la clase, pues el feedback verbal, conductual y emocional nos da información imprescindible para guiarlo en su proceso.
  • Comprender y hacer comprender al alumno que el bienestar y el placer son signos de un aprendizaje efectivo.
  • Entender y ayudar a que el alumno perciba que los ejercicios deben hacerse sin esfuerzo, sin llegar a los máximos, sino que los cambios más modestos y sutiles son los que determinan modificaciones cualitativamente importantes en nuestros modos de hacer y de relacionarnos con nuestra voz.
  • Cultivar el respeto por la propia comodidad (vocal, emocional, psicofísica), como condición no negociable para el desarrollo efectivo del aprendizaje.

Hasta aquí un esbozo del camino que estoy recorriendo y que espero poder compartir con ustedes en un futuro cercano brindando más precisiones y sistematicidad. Hasta aquí algo de la metodología que buscamos aplicar a la preparación vocal del coro Suizo Latinoamericano.

Los lectores interesados en experimentar con este trabajo pueden solicitar una clase individual de prueba o unirse a algún ensayo del coro comunicándose a: claudiamauleon@gmail.com  visitando un ensayo del Coro Suizo Latinoamericano

 


 

Please follow and like us:
1
Leave a reply
Reseña Isadora Moon va al colegio – biculturalismo de seres fantásticos

Leave Your Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Author
cdemkura

cdemkura

Lic. en Musicología y filología – Máster en Lingüsitica aplicada en la enseñanza de ELE- Directora de coros – Especialista en pedagogía de la música y el movimiento at Ronda redonda
La música y el lenguaje son mis dos pasiones y me dedico desde hace varios años a investigar y formar docentes en las áreas de música y ELE. Con el nacimiento de mis dos hijos descubrí mi pasión por la enseñanza bilingüe/multilingüe.
cdemkura
Veranstaltungen
  • Keine Veranstaltungen
Categorías
Archivos